jueves, 1 de julio de 2010

La coexistencia pacifica (1953-1977)


Desde 1953 ambas potencias Estados Unidos y la Unión Soviética iniciaron una etapa de diálogo y distensión, aunque hubo conflictos:

En 1961 el gobierno de Berlín oriental construyó un muro (el famoso Muro de Berlín) para evitar la huida masiva de su población a la zona occidental.


En 1962 Estados Unidos descubrió que se estaban instalando misiles soviéticos en Cuba, y decretó el bloqueo naval de la isla para impedir la llegada de los misiles. Finalmente, para evitar la guerra, la URSS accedió a desmantelar las bases. El peligro fue tan alto que se iniciaron conversaciones y en 1968 se firmaron los primeros acuerdos de no proliferación nuclear.
En 1962 Estados Unidos intervino en la guerra de Vietnam. La presión de la opinión pública obligó al gobierno a retirarse en 1973.


La "coexistencia pacífica" de Kruschev


La muerte de Stalin el 5 de marzo de 1953 abrió una nueva fase en la historia de las relaciones internacionales. Después de un complejo proceso sucesorio, Kruschev logró llegar al poder del Kremlin, tras eliminar al jefe del aparato represivo stalinista.

En 1955 Kruschev inició la desestalinización, el líder soviético lanzó una nueva política exterior para la URSS, la "coexistencia pacífica" Este concepto significaba que la URSS no solo negaba el recurso a las armas para extender la revolución comunista por el mundo, sino que rechazaba la idea de que la guerra con el capitalismo era inevitable, este fue un periodo de paz por así decirlo ya que las potencias decidieron entablar conversaciones al tomar conciencia de las consecuencias de una guerra nuclear en un momento en que ambos enemigos acumulaban arsenales suficientes para destruir varias veces a su enemigo pero eso sería sentenciar a muerte a la propia población, cuestión a la que ninguno de los dos bandos llegó a arriesgarse. Lo que se vino a denominar "el equilibrio del terror". Además este largo período de paz permitiría a Kruschev emprender sus proyectos de modernización económica

Otro posible resultado de la nueva política sería sacar a los partidos comunistas occidentales del "ghetto" en el que habían sido colocados tras el golpe de Praga en 1948.

En definitiva, Kruschev, optimista sobre el futuro soviético y escéptico ante la inevitable posibilidad de una guerra, había fijado en el plazo de una generación el tiempo necesario para superar a EE.UU. en el terreno económico e imponerse en la guerra fría.

La reacción norteamericana: la doctrina de las "represalias masiva"


La muerte de Stalin abrió un período en el que aparecieron signos de distensión entre Moscú y Washington:

La firma del Armisticio en Panmunjong en 1953, que dio fin a la guerra de Corea,

Los acuerdos de Ginebra que ponían fin a la guerra de Indochina en 1954

La reconciliación entre la URSS y Yugoslavia

La firma del Tratado de Paz con Austria en 1955

Estos signos de distensión no impidieron que las potencias afirmaran su hegemonía en sus respectivas áreas de influencia.

No debemos de olvidar tampoco que en 1954 la República Federal de Alemania se rearmaba en ingresaba en la OTAN y que, como contestación, la URSS y las "democracias populares" fundaban en 1955 el Pacto de Varsovia.





1 comentario:

  1. Este blog, nos dice acerca de las dificultades que nos puede traer no llegar a un bien común o acuerdo, en unos ejemplos muy drásticos y notables, así que yo diría que siempre es importante establecer un acuerdo que busque beneficiarnos a todos es decir a la coexistencia pacifica.

    ResponderEliminar